lunes, 3 de octubre de 2011

FRED. OLSEN CHALLENGE DE ESPAÑA


El británico Matthew Baldwin ha sido el ganador del Fred. Olsen Challenge de España en una final de infarto en Tecina Golf que se tuvo que resolver en play-off de tres hoyos frente al francés Julien Guerrier. Tres españoles, los tres miembros del equipo ProSpain de la RFEG, en el top 10.
A las 10.30, por el tee del 1, sale el partido del líder, Lloyd Kennedy, con Pedro Oriol y Matthew Baldwin a un golpe; en el hoyo 1 Kennedy hace bogey para igualarse a sus rivales y ponerse el español en cabeza. Todos hacen par en el hoyo 2, y Oriol y Baldwin birdie en el 3, y otro bogey de Kennedy en el 3 para caer un puesto más.
Finalizados los tres primeros hoyos, empieza a llover en La Gomera y el cambio de clima trae consigo un cambio radical en la clasificación.
El doble bogey y bogey de Pedro Oriol en los hoyos 4 y 5 le alejan de la cabeza, al igual que los dos bogeys consecutivos de Kennedy, dejando el liderato para Baldwin con menos 19, y el italiano Alessandro Tadini y Pierre Relecom aparecen en escena y se colocan a un golpe del líder, que ahora va con menos 21 tras firmar birdies en los hoyos 7 y 9. Kennedy hace birdie en el 9 y se queda a 2 golpes.

Eduardo de la Riva escala posiciones saldando los 9 primeros con 5 birdies.  Aparecen también en los primeros puestos españoles como Jordi García del Moral, Jorge Campillo y Alfredo García-Heredia, pero el británico Baldwin se aferra a un liderato, con dos golpes de ventaja que mantiene hasta los tres últimos hoyos en los que le iguala Alessandro Tadini, que desde el comienzo está rozando la primera posición.
A falta de 3 hoyos, Baldwin y Tadini están empatados con 21 bajo par, y tres jugadores les pisan los talones a sólo un golpe: Lloyd Kennedy, Victor Riu y Julien Guerrier.
Birdie de Guerrier para terminar con menos 21, resultado que iguala Baldwin y salen a play-off.
Primer hoyo de desempate: el 18, los dos jugadores cogen green, 2 putts cada uno y hacen el par. Repiten la misma historia en el segundo y salen a disputar un tercero en el que el francés se pasa el green, patea y le hace corbata y hace bogey, mientras que los dos putts para par del británico le dan la victoria.