domingo, 13 de noviembre de 2011

Final de infarto


El español Gonzalo Fernández-Castaño y el filipino Juvic Pangunsan debían disputar el desempate decisivo este domingo en busca de la victoria en el torneo de golf de Singapur, cuando la prueba fue de nuevo interrumpida por fuertes lluvias y quedó aplazada al lunes.

El desempate había quedado ya suspendido durante 90 minutos cuando los dos jugadores comenzaban a jugar el primer hoyo. Sólo tuvieron tiempo de disputar un hoyo cada uno, antes de que volviera la tormenta, con más fuerza.


La competición quedó definitivamente detenida a las 18h10 locales (10h10 GMT) y se reprogramó para el lunes a las 7h30 (domingo a las 23h30 GMT), anunciaron los organizadores.

Fernández-Castaño estaba en cabeza el sábado, cuando la organización había tenido que resignarse a retrasar el fin de la tercera jornada al domingo, cancelando la cuarta jornada definitivamente.

El español consiguió salvar su primera posición, mientras que Pangunsan subió desde la cuarta posición y podrá pelear por la victoria final.