domingo, 6 de noviembre de 2011

Raquel Carriedo se proclama campeona de la Final del Banesto Tour en Villaitana y termina la temporada como número uno del ranking


Raquel Carriedo | Foto: Fernando Herranz

Raquel Carriedo se ha proclamado campeona de la Final del Banesto Tour, celebrada en Villaitana Wellness Golf & Busines Resort, en Benidorm, consiguiendo, además, el puesto de honor del ranking del Banesto Tour merced a una sólida temporada en la que ha sumado varios Top ten y un título. Adriana Zwnck ha sido segunda, a un golpe de la campeona, y la sueca Isabella Ramsay ha consolidado su primer puesto en la clasificación del West Tour.


Raquel Carriedo ha firmado una tercera vuelta de 69 golpes para lograr el triunfo con 205, 11 bajo par, aventajando en uno a Adriana Zwanck, que también ha entregado una tercera tarjeta de 69. La galesa Rhian Wyn Thomas, Ana Larrañeta y la francesa Celine Palomar han compartido la tercera posición con 209, menos 7; Carmen Alonso ha sido cuarta con 211; la sueca Isabella Ramsay y la holandesa Marjet van Der Graaff han finalizado séptimas empatadas con 212; la francesa Melodie Bourdy ha sido novena en solitario con 213 golpes; y el décimo puesto lo han compartido María Beautell, Marina Arruti y Laura Cabanillas.

Carriedo ha obtenido el talón y el trofeo que la acreditan como campeona de la Final del Banesto Tour, y también se ha llevado a Zaragoza el codiciado Jamón Osborne 5J, premio a la mejor española. Para la tinerfeña Sara Beautell, que se ha visto obligada a retirarse por un esguince que ayer sufrió en la mano izquierda y que optaba igual que Raquel al número uno del ranking con una sólida temporada, ha habido otro Osborne 5J como premio de consolación. El premio Yo Dona, consistente en una estancia en el Hotel Real de Santander, ha correspondido a Celine Palomar que ha dejado la bola a 1,20 metros de la bandera con el segundo golpe en el hoyo 17.

Raquel Carriedo: “Le dedico este doble triunfo a Pepe, mi marido, que ha sufrido conmigo y que hizo un trabajo magnífico como caddie el día que llovió tanto, cuidándome a mí y a los palos. También a mis hijos, que me echan mucho de menos cuando compito y por ellos me cuesta viajar y salir de casa. Estoy encantada y disfrutando mucho en el Banesto Tour, que me ha devuelto el gusanillo de la competición. Ha sido un año genial, salvo en Sancti Petri, que no jugué bien, siempre he estado cerca de ganar y me faltaba la guinda, que hoy he conseguido por partida doble”.

Adriana Zwanck: “Sabía que Raquel era una jugadora con una gran experiencia y que iba a ser muy difícil ganarle. Yo no me he sentido ganadora en ningún momento, pero sabía que iba jugando muy bien y muy consistente, y me he mantenido luchando todo el tiempo sintiéndome muy cómoda. Este torneo me ha dado muchísima confianza, venía de una racha no muy buena y me voy con mucha energía”.

Isabella Ramsay: “He tenido un gran año y he jugado muy bien. Me siento muy orgullosa al hacer historia siendo la primera jugadora número uno del ranking del West Tour. Todas estamos encantadas con el Banesto Tour porque nos permite jugar siete semanas más, y poder competir a principio y a final de temporada, que en Suecia es imposible”.