miércoles, 25 de enero de 2012

José Mari Olazábal, capitán europeo de la Ryder Cup 2012, concede la primera rueda de prensa del año en Abu Dhabi


José Maria Olazabal | Foto: Getty Images

José Mari Olazábal, el 23º capitán del equipo europeo de la Ryder Cup, ha concedido la primera rueda de prensa del año coincidiendo con el torneo del Tour Europeo que esta semana se está disputando en Abu Dhabi, el HSBC Golf Champions. La próxima edición del tercer acontecimiento deportivo del mundo, que cada dos años enfrenta a Europa y Estados Unidos, tendrá lugar del 28 al 30 de septiembre en Medinah Country Club, en Chicago.

Olazábal: “El año ha pasado muy rápido, sobre todo cuando te vas haciendo mayor, y esta semana hace exactamente un año desde que anunciaron mi capitanía. Sólo faltan ocho meses para la Ryder Cup. Ha sido un año bastante ocupado, con bastantes reuniones y decisiones que tomar, en fin, movidito.


Este primer año ha sido bastante tranquilo, he procurado que no se hable mucho de la Ryder Cup, yo creo que el momento importante empieza a partir de ahora con los torneos importantes, este es el año que de verdad cuenta para que se forme el equipo y para el torneo en sí; a partir de ahora las cosas se van a ir calentando un poquito.

Es difícil jugar y combinar las funciones de capitán. Estamos jugando en Abu Dhabi y el día de hoy está utilizándose de cara a la Ryder Cup, tienes reuniones que atender y no es fácil combinar las dos cosas, pero también tengo tiempo suficiente para entrenar y procuro que la mente esté limpia de temas de Ryder Cup cuando empiece el torneo.

No creo que vaya a los torneos si no juego, a no ser que se dé alguna circunstancia especial. Voy a procurar jugar todo lo posible y estar lo más cerca posible de los jugadores, que vean que estoy ahí por si necesitan preguntar algo, hablar de cualquier tema, quiero estar ahí.

El equipo, de momento, tiene buena pinta, tenemos jugadores que lo están haciendo muy bien como Donald, Westwood, Kaymer, McIlroy… lo están haciendo bien y están ahí arriba pero no se deben dormir, tienen que seguir haciendo las mismas cosas que durante los últimos meses, jugar su juego, y seguramente estarán en el equipo. Es importante que esos jugadores estén en el equipo porque así tendremos experiencia y calidad. Hay una pequeña preocupación con Paul Casey pero es un chico fuerte, está físicamente muy bien y creo se va a recuperar relativamente pronto, en principio, en un par de meses volverá a competir y tendrá tiempo suficiente para entrar en el equipo. Son pequeños contratiempos normales en un año.

En estos momentos, Álvaro (Quirós), Gonzalo (Fernández-Castaño)  y Sergio (García) están en el equipo, han hecho prácticamente la mitad de los deberes y estoy contento. A ver cómo se desarrolla el resto del año, van a tener que jugar bien, tanto en los Grandes y como en los eventos Mundiales, y veremos cómo termina el tema.

Vicecapitanes: no los tengo decididos todavía, voy a retrasarlo lo máximo posible hasta ver cómo se va formando el equipo y no lo tengo decidido, la verdad. Su papel es importante, no sólo para que me apoyen a mí sino para que los jugadores dentro del equipo se sientan apoyados y queridos, y que tengan el respeto de los vicecapitanes. En ese sentido creo que estamos en buena situación, tenemos gente más que cualificada para hacerlo, con experiencia, y veremos cuando termine el periodo de clasificación si están en el equipo o no.

He decidido cambiar la fecha del anuncio de los dos jugadores elegidos porque la situación la última vez fue un poco embarazosa, o por lo menos comprometida, tanto para el capitán como para algunos jugadores que estaban compitiendo en USA: se anunciaron cuando todavía ellos no habían terminado de jugar. Lo hablé con George O’Grady y hemos decidido anunciarlo el lunes 27 de agosto después de Gleneagles, si hay alguno está en Estados Unidos y tiene opción de ganar el torneo que no se sienta afectado por la decisión del capitán. Y, si hay un jugador que en ese momento tiene posibilidades de ganar el torneo, quiere decir que está en su mejor forma de juego y habrá que contar en él. También, así tengo tiempo suficiente para llamar a todos los jugadores antes de anunciar quiénes son los elegidos.

Lo he pensado largo y tendido. Una vez que tomé la decisión de ser capitán de la Ryder Cup lo tuve claro: pase lo que pase, si juego muy bien y coincide absolutamente todo para que entre en el equipo, a pesar de todo, no jugaré.

Si me dirijo o no a los jugadores, si les invito a cenar o les dejo mensajes en la taquilla del vestuario… eso prefiero dejarlo para el equipo, no voy a hablar sobre estas interioridades. Simplemente trataré de ser yo mismo, pero de sobra sabéis que me gusta estar cerca de los jugadores. Será importante tener estadísticas, por ejemplo, Paul McGinley hizo un gran trabajo en ese sentido en Celtic Manor, él tenía todos los detalles a mano y ésa es una información válida a tener en cuenta, pero también contará la sensación del jugador en ese momento. Se trata de combinar ambos elementos, y yo voy a estar lo más cerca posible de los jugadores.

Por fin juego esta semana, estoy muy contento. Pensé que sólo estaría aquí para la rueda de prensa de la Ryder Cup pero al final he entrado. Es un gran torneo  y con una importante participación de jugadores, estoy encantado de estar aquí y de poder medirme junto a ellos. Me encuentro bien, un poco cansado después de un vuelo largo, pero bien. Hoy va a ser un día agotador pero intentaré entrenar un poco y prepararme bien para la competición”.