jueves, 3 de mayo de 2012

Olazábal, Jiménez y Quirós auguran un intenso y emocionante Reale Seguros Open de España


Unidos por manos entrelazadas, un espíritu ganador indomable y el mismo sentimiento enarbolado por los célebres tres mosqueteros de Alejandro Dumas –“uno para todos y todos para uno”, dijo Miguel Ángel Jiménez en el momento de posar ante las cámaras–, José María Olazábal, Álvaro Quirós y el entrañable golfista malagueño escenificaron en elReale Seguros Open de España, a pocas horas de su inminente comienzo, las ansias de victoria de los golfistas españoles, el gran reto, del 3 al 6 de mayo, en el RCG de Sevilla.

Con un bagaje deportivo de valor incuestionable, ratificado por su dilatada experiencia, los tres golfistas auguraron sin embargo un torneo tremendamente intenso y emocionante merced a la intervención de un protagonista silencioso por el momento, pero que tiene mucho que decir en los próximos cuatro días: el inmaculado pero fiero recorrido del Real Club de Golf Sevilla.


José María Olazábal, diseñador para más inri del escenario de este Open de España que alcanza su Centenario, lo expresó de manera tremendamente gráfica: “no pensé que lo había hecho tan difícil”.

Calles estrechas, greenes ondulados pero más blandos de lo habitual por efecto de la lluvia y, sobre todo, por encima de todas las cosas, un rough de enorme altura y dureza, capaz de devorar cualquier bola que se salga de la trayectoria correcta, constituyen obstáculos permanentes en un torneo donde la competencia es extrema y donde ya ya se extiende la opinión generalizada de que el campo “está más duro que en las ediciones de 2008 y 2010”.

“Hay que pegarle muy recto. Si te sales, estás muerto”, ratificaron los tres en un dictamen que perjudica en teoría a los grandes pegadores –“hay que coger calle sí o sí y tener mucho cuidado de dónde sitúas la bola“– pero que no descarta a nadie.

“Tengo que ensamblar mi juego, encontrar la armonía”, decía Miguel Ángel Jiménez a pesar de que llega de ser quinto en Corea del Sur, un resultado solvente que vuelve a demostrar su conocida capacidad de lucha.

“No estoy en mi mejor momento, tengo que patear mucho mejor para conseguir buenos resultados”, comentaba por su parte Álvaro Quirós, casi al tiempo en que José María Olazábal, con la cabeza dividida por aquello de su capitanía del equipo europeo en la Ryder Cup, centraba la atención en el extraordinario final del recorrido sevillano: “El 18 es un hoyo excelente, de auténtico campeonato, pero atención al 14, al 15, muy duro y largo si sopla algo de viento, al 17… La diversión está asegurada”.

Comedidos, con la artillería de momento a buen recaudo, los tres mosqueteros españoles esperan agazapados a que comience la lucha, cruel y despiadada, con una amplia nómina de estrellas en pos del título, un título centenario que, no hace falta decirlo, los tres tienen enormes ganas de incorporar a su palmarés. “Claro que me encantaría”, “un honor para cualquiera”, “repetir, difícil pero no imposible”, Jiménez, Olazabal y Quirós dixit.

ALREDEDOR DEL GREEN
Motivación extra para los españoles
Rafael Cabrera-Bello y Pablo Larrazábal descubrieron uno de los motivos por los que la ‘Armada Española’ va a jugar con una motivación extra. A los alicientes que suponen jugar en casa y ante su público, ambos suman uno: el lunes 7 de mayo se cumple el primer aniversario del fallecimiento de Severiano Ballesteros, que nos dejó en pleno Open de España 2011. “Vengo con muchas ganas. Primero porque jugamos en casa y se celebra el centenario del torneo, y segundo porque se cumple el aniversario del fallecimiento de Seve. Eso me motiva especialmente”, indicó el canario, que, atención, no ha fallado ningún corte en toda la temporada. Por su parte, Pablo Larrazábal añadió un expresivo “¡A quién no le haría ilusión ganar el Open de su país!”, y aseguró que está en Sevilla para dar su mejor versión.

Golpes en el Puente del Dragón
Los profesionales españoles y miembros del Pro Spain Team Borja Echart, Jesús Legarrea e Ignacio Elvira hicieron una exhibición de golpes en el acto organizado por el Ayuntamiento del Alcalá de Guadaira en el Puente del Dragón para dar aún más difusión al Reale Seguros Open de España. Al acto también asistieron María José Borge, portavoz del equipo municipal del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaira; Jorge Sagardoy, Director Gerente de la RFEG; y Claudia Hernández, Gerente del Real Club de Golf de Sevilla.

Los ‘Pro Spain’ no pierden el tiempo
Los cinco jugadores amateurs que están disputando el Reale Seguros Open de España 2012 –Carlos Pigem, Xavi Puig, Marcos Pastor, Alberto Fernández y Juan Francisco Sarasti– están aprovechando su paso por el torneo para aprender en muchos aspectos, no sólo en el deportivo. Por un lado, están teniendo la oportunidad de jugar con algunos de los mejores jugadores del mundo y por otro están conociendo de primera mano cómo debe desenvolverse un profesional del golf. Para ello, la Real Federación Española de Golf aprovechó la jornada de ProAm para poner a su disposición su Departamento de Comunicación, que ofreció a estos jóvenes golfistas unas nociones de cómo actuar ante los medios de comunicación. No conviene olvidar que en poco tiempo alguno de ellos puede ser un deportista de élite.

Open y gastronomía
Con motivo de la celebración del Reale Seguros Open de España, la Asociación Empresarial de Hostelería de Sevilla y Provincia ha impulsado unas jornadas gastronómicas en las que se unen cocina de alta escuela y golf. ¿De qué forma? Mediante un original concurso de tapas del que toman parte 17 establecimientos muy representativos del ciudad hispalense: Taberna del Alabardero, Europa, La Raza, Becerrita, La Cava del Europa, Robles Laredo, Al Solito Posto, Puratasca, Robles Placentines, Gastrobar Los Corales, La Hostería del Prado, Oriza, Eurogolf, Los Seises, Entrecárceles, Los Mercaderes y Jarisa. Todos estos locales están demostrando a sus clientes que juntar cocina y golf en una tapa es posible.
Asimismo, un jurado premiará aquella propuesta que a su juicio mejor haya sabido relacionar ambos mundos, valorando la presentación, la originalidad, el sabor o la relación calidad/precio.