jueves, 14 de junio de 2012

El Saler recibe de nuevo al Circuito Europeo


El Campo de Golf del Parador de El Saler, inaugurado en junio de 1968 y uno de los más valorados de Europa continental, vuelve a ser sede del Circuito Europeo albergando una previa correspondiente a la segunda fase de la Escuela Clasificatoria, que tendrá lugar del 7 al 10 de noviembre de 2012. Será la octava visita del Tour Europeo al magnífico diseño del renombrado Javier Arana.

El Saler ha sido sede del Open de España en tres ocasiones: Bernhard Langer se proclamó campeón en 1984 merced a una última vuelta de 62 golpes, que nadie ha logrado mejorar; el alemán repitió triunfo en el 89, y Robert Karlsson se hizo con el título en 2001. En 1993, Frank Nobilo se adjudicó el Turespaña Open Mediterranea y, tres años después, un jovencísimo Diego Borrego se imponía en el tercer hoyo de play-off en el Turespaña Masters Comunitat Valenciana.


La primera edición española del Challenge Tour también recaló en El Saler en el 99, resultando vencedor Carlos Suneson; y la última visita del Circuito Europeo se produjo en 2003 con la celebración del Seve Trophy, saldándose con la victoria del equipo de Gran Bretaña e Irlanda capitaneado por Colin Montgomerie.

El Campo de Golf del Parador de El Saler, de 6.335 metros y par 72, se encuentra ubicado en el centro del Parque Natural de la Albufera, en la isla que forman sus dos lenguas que van a desembocar al mar, la Gola de Pujol y la Gola del Perellonet. Consta de dos partes muy diferenciadas: hoyos que discurren entre pinos y links junto al Mar Mediterráneo. Son famosas sus dunas y las temibles “uñas de gato”, especie protegida.

Javier Arana, considerado como un gran y prestigioso diseñador, respetó la orografía del terreno adaptándose fielmente a la superficie, manteniendo la rica vegetación de la Albufera valenciana y, sobre todo, el paisaje de dunas, seña de identidad del campo. El recorrido lo defienden 95 bunkers, algunos obra de la naturaleza, que Arana mantuvo aprovechando las dunas. El viento siempre entra en juego.

A diferencia de otros recorridos, en origen obras de arte, el Campo de Golf del Parador de El Saler continúa manteniendo su diseño original y ni el paso de los años ni la tecnología han conseguido cercenar su atractivo y dificultad. En fin, un gran campo por su ubicación y diseño. Cuenta la leyenda, que Arana, una vez concluido su proyecto, se sentó en una piedra junto al green del hoyo 18, observó, se emocionó, y derramó unas lágrimas al contemplar lo que tenía ante sus ojos.

En las anchas calles y enormes greenes de El Saler han dejado su huella algunos de los mejores jugadores del mundo: Seve Ballesteros, José Mari Olazábal, Nick Faldo, Bernhard Langer, Colin Montgomerie, Padraig Harrington, Darren Clarke, Sergio García, Miguel Ángel Jiménez, Thomas Björn, Antonio y Nacho Garrido, Manuel Piñero, Ian Poulter, Justin Rose, Paul Casey, Lee Westwood, José Maria Cañizares, Pepín Rivero, Paul Lawrie, Ian Woosnam, Sandy Lyle, Vijay Singh…