martes, 25 de septiembre de 2012

El equipo europeo de la Ryder Cup honra la memoria de Seve Ballesteros


El recuerdo de Seve Ballesteros estará muy presente en la 39ª edición de la Ryder Cup, que se celebra esta semana en Medinah Country Club, en Chicago. José Mari Olazábal, el Capitán europeo, ha querido rendir tributo a su amigo y mentor bordando en las bolsas de cada miembro de su equipo la inconfundible silueta que simboliza el triunfo de Ballesteros en el Open Británico de 1984 en St. Andrews.
José Mari Olazábal: “Es la primera vez que Seve no estará entre nosotros físicamente, aunque sí en espíritu, y he creído que esta es la mejor manera de honrar a un gran campeón pero, sobre todo, a un gran amigo, que estará junto a nosotros en cada paso que demos.


Seve jugó un papel decisivo en la Ryder Cup desde que entro a formar parte del equipo en 1979. Siempre estuvo presente incluso en la pasada edición en 2010, cuando habló por teléfono con los jugadores.

Él será un ejemplo maravilloso para las generaciones de golfistas venideras. Yo guardo muchísimos recuerdos de los momentos vividos junto a él, sobre todo en la Ryder Cup. Creo que el mejor homenaje que podemos rendirle es jugar por él, y su figura nos acompañará durante toda la semana.

Seve siempre decía que esa imagen con su puño en alto gritando “la metí, la metí”, cuando ganó en la cuna del golf, en St. Andrews, fue el momento más feliz de su vida”.

Ballesteros utilizó su silueta como logo oficial de sus empresas e incluso lo tatuó en su antebrazo izquierdo. Participó en ocho ediciones de la Ryder Cup sumando 22 ½ puntos en 37 partidos disputados, incluyendo 11 victorias y dos empates en los 15 encuentros que jugó junto a Olazábal.

La silueta de Seve Ballesteros va bordada en dos partes de la bolsa de cada miembro del equipo europeo: delante encima del nombre del jugador, en negro sobre blanco; y detrás en el compartimento donde se guardan las bolas, en blanco sobre fondo negro.

Seve Ballesteros falleció el 7 de mayo de 2011 a causa de un tumor cerebral. Su trayectoria fue espectacular, ganó 93 títulos por todo el mundo, 50 de ellos en el Circuito Europeo, imponiéndose en cinco Grandes: tres victorias en el Open Británico y dos en el Masters de Augusta.